pelikanooo2

pelikanooo2

Vacaciones en Familia en Las Salegas del Maguillo

“Vacaciones en Familia” es el programa ofertado por el Complejo Rural Las Salegas del Maguillo para el próximo mes de agosto en el corazón de la sierra albaceteña,  junto a las inmediaciones de una paraje singular como es el Parque Natural del Calar del Río Mundo y de la Sima.

“Vacaciones en Familia” es la combinación ideal de ocio y turismo activo con un programa flexible de actividades que permite una experiencia inolvidable para todos los componentes de la unidad familiar, facilitando  conciliar los intereses de cada uno de sus miembros con  espacios y tiempos para la convivencia familiar, en pareja e individual. 

La experiencia en este tipo de programa y la excelente valoración de otros usuarios en anteriores ediciones nos ha animado a todo el equipo humano y técnico de Las Salegas a volver a programar “Vacaciones en Familia”, por lo que desde aquí animamos a todos los interesados a visitar nuestros  perfiles oficiales en las redes sociales y contrastar las opiniones de nuestros visitantes. 

Nuestra excelente ubicación y cercanía  con los principales núcleos de población más activos en este tipo de turismo como Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía, nos permite cumplir con las principales expectativas que las familias con hijos demandan a este tipo de  destinos turísticos, donde cuatro de cada cinco destinos son de interior.

Según la encuesta realizada por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFM) uno de los factores más importantes a la hora de elegir sus vacaciones es el lugar, el precio, las ofertas específicas para familias, la seguridad, la calidad y una oferta complementaria cultural y lúdica que pueda interesar a todos sus miembros.

Nuestro programa se desarrolla en un enclave privilegiado como tan inmerecidamente poco conocido como es la sierra albaceteña de Alcaraz, puerta de conexión natural e histórica entre la meseta manchega y Andalucía y el Levante y nuestra sello de calidad, con un trato muy personalizado,  junto a una política de precios ajustados a la economía familiar, hacen de nuestro complejo rural,  Las Salegas del Maguillo, una opción ideal  para esa semana especial de vacaciones en familia. 

Su atractivo paisajístico, su clima ideal para el verano,  las posibilidades de turismo activo y de aventura, un patrimonio cultural de gran interés en sus cercanías, y un programa pensado en sus actividades tanto para adultos como para niños permiten  una experiencia de vacaciones en familia enriquecedora y atractiva.  

Nuestro programa de actividades es sensible con la necesidad de descanso y ocio de los padres sin renunciar a sus hijos y por esta razón sus vacaciones en Las Salegas del Maguillo están pensadas para que puedan disfrutar mientras monitores especializados realizan actividades con sus hijos, existen  horarios de comida infantil asistidos por personal que se hace cargo de ellos y en los menús se tienen muy en cuenta las preferencias culinarias de los más pequeños, además de  programarse actividades y momentos especiales de ocio que puedan compartir padres e hijos y con otras familias. 

Si quieres disfrutar de un entorno natural de gran atractivo, que padres e hijos puedan por igual disfrutar y descansar, relajarse en la atención de los más pequeños y compartir la experiencia con otras familias que buscan unas vacaciones ideales, lee con atención nuestro programa y nos dudes en ponerte en contacto.

La calidad como seña de identidad

Dos grandes noticias nos dejó la semana que a los hosteleros de la comarca nos sirven como verdadero impulso para continuar con nuestra labor, más aún cuando comienza un duro invierno que nos dejará los más bellos paisajes en nuestras retinas. Son exclusivamente 12 los espacios naturales que han alcanzado la llamada “valoración A” de la Agencia Europea del Medio Ambiente y podemos afirmar, sin temor a ser egocéntricos, que somos afortunados porque uno de ellos es el que conforma el LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) de las Sierras de Alcaraz y Segura y de los Cañones del Segura y el Mundo. Lo publicaba La Tribuna de Albacete y, si la comparásemos con nuestra maltrecha economía, esta calificación sería como la triple AAA de la deuda emitida (sí esa que todos los estados ansían obtener y que sólo algunos llegaron a exhibir), un certificado de excelencia que viene a reconocer que lo que se ‘vende’ tiene una calidad máxima que se mantiene a lo largo del tiempo. Pues bien, nuestra bella y querida Sierra es reconocida por la Agencia Europea como excelente. nada más y nada menos. Podemos sentirnos muy, muy orgullosos. Es el único paraje del conjunto de la provincia de Albacete y de toda la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha que ha alcanzado ese nivel y son muchos, como de todos es conocido, los que optaban a un reconocimiento que, entre otras muchas variables analiza la calidad, número y conservación de especies animales y vegetales, hábitats, lugares y áreas singulares. En este y en otros casos, se ha valorado muy especialmente que el “nivel de intervención humana” sea poco invasivo, algo que en esta zona resulta más que evidente. Podría ser un paso casi decisivo para lograr otra de nuestras metas: la de que la Sierra del Segura consiga su ansiada Marca de Calidad Territorial Europea, un “gran paraguas de excelencia para determinadas comarcas con una marca de calidad rural, que trabajan en cooperación para conseguir un verdadero desarrollo rural sostenible, equilibrado e integrador de los territorios”. Los primeros pasos ya se han dado porque el Grupo de Acción Local tiene ya elaborados los documentos para conseguir el certificado europeo que nos servirá de seña de identidad a todas las empresas de la comarca. Era evidente que todos nosotros conocíamos la gran riqueza y valor de la zona. Pero tanto o más importante es que instituciones como las europeas nos lo reconozcan. Que reconozcan que la calidad es nuestra verdadera seña de identidad.

Ruta Histórica: La ruta del Pernales, el último bandolero

En un caluroso mediodía de un 31 de agosto de 1907, entre las dos y las tres de la tarde, tras un enfrentamiento con la Guardia Civil, fallecía desangrado en el paraje Arroyo del Tejo, en la Sierra de Alcaraz Francisco de Paula José Ríos González, a los 28 años de edad, conocido popularmente como “El Pernales”, el último bandolero andaluz de una larga saga, cuyas leyendas y falsos mitos románticos atribuidos a los forajidos, escondían tanto la naturaleza violenta y cruel de sus protagonistas como la pobreza, el hambre y la miseria del mundo rural de la España del siglo XIX. El Pernales murió desangrado a causa de dos disparos recibidos en las ingles, provocando la fractura y el astillamiento del fémur y la perforación de la artería femoral. Muy lejos de su pueblo sevillano de La Estepa, no llegaría a reunirse en Valencia, destino de su fuga desde los campos de Andalucía, con su amante y su nueva hija para embarcar a América y encontraría el mismo destino que su padre al que juró vengar, quien murió por los golpes de la Guardia Civil tras sorprenderle robando. Junto al Pernales, cayó también de un disparo en el pecho el último hombre que había quedado de su partida y que no había querido abandonarlo: Antonio Giménez Rodríguez, “ El Niño del Arahal”, de 26 años de edad. Los cuerpos de los últimos bandoleros reposan juntos en una tumba en el Cementerio de Alcaraz. Con esta ambientación ofrecemos a nuestros visitantes una ruta histórica basada en los últimos días de los dos bandoleros andaluces y que ha sido profusamente documentada por numerosas fuentes y perfectamente señalizada en el terreno con su último destino: el Cerro de la Sepultura, donde hay un pequeño monolito conmemorativo y un panel informativo para el visitante. La ruta, de unos 18 kilómetros, tiene una dificultad media, con un recorrido entre seis y ocho horas, dependiendo del número de descansos y ritmo de marcha y también de la estación del año que elijamos para hacerla. La ruta propuesta parte desde la aldea del Bellotar, en la base del Cambrón, un macizo pétreo de 1552 metros de altitud, de perfil inigualable, que sin lugar a dudas, sirvió de magnífica referencia en la huida de los dos bandoleros desde los olivares de Jaén para saber que se adentraban ya en tierras castellanas. El paso por la aldea del Bellotar del Pernales, marca el principio de su fin, ya que es aquí donde son avistados los dos bandoleros que levantan las sospechas de un guardia civil retirado ante la presencia de los forasteros y ostensiblemente armados, por lo que da la alerta al alcalde de Villaverde de Guadalimar, quien manda un recado a la Guardia Civil que se hallaba en un cortijo cercano. Desde la aldea del Bellotar emprenderemos una subida hasta los Picarazos, una formación singular de formaciones calizas, conocidas popularmente como “Los Frailes”, situadas a los pies del macizo de La Sagra. Una vez en estas cumbres podremos bajar por el camino del Arroyo del Tejo hasta la localidad de Villaverde de Guadalimar, opción que no siguieron los forajidos, que evitaban el paso por poblado en su tercer intento por llegar al puerto de Valencia, aunque sí la harían ya cadáveres, cuando los bajaron de la sierra. El Pernales y el Niño del Arahal, desconocedores que el alcalde había avisado a la Guardia Civil y que había organizado ya una batida con leñadores y el alguacil para seguir el rastro y dar señas de su paraderos a los miembros del Cuerpo, dirigen sus monturas hacia el arroyo del Tejo para vadearlo y dirigirse al Cortijo de las Quejas, -ya desaparecido- donde descabalgaron y almorzaron parte de los víveres adquiridos en la aldea del Bellotar. Continuamos siguiendo el rastro de los dos bandoleros y tras la parada en el Cortijo cruzamos una explanada donde nos espera una senda bien señalizada que dirige nuestros pasos hasta el Cerro de los Morricos, llamado ahora de la Sepultura, lugar donde se produce el encuentro con las fuerzas del Puesto de Línea de Alcaraz integrada por dos parejas. El alto a la Guardia Civil es respondido a tiros por los dos bandoleros y la fuerza atacante realiza una descarga cerrada con sus máuser, descabalgando de su montura al Pernales que cae herido mortalmente, mientras el Niño del Arahal aunque por unos momentos logra escapar también es alcanzado a unos 300 metros de donde se produce el encuentro. Los cadáveres fueron bajados hasta el pueblo de Villaverde, donde fueron expuestos públicamente y finalmente enterrados, tras la autopsia, en el Cementerio de Alcaraz, donde puede verse su lápida. Se había acabado la leyenda y el cerco que había movilizado en Andalucía a más de 2.000 Guardia Civiles e inquietado a las autoridades de Madrid, para acabar con los últimos bandoleros. Desde la Cruz del Pernales se baja hasta Villaverde y luego si os apetece os invitamos a hacer parada y fonda en Las Salegas del Maguillo para reparar fuerzas y tertulia alrededor del fuego.

Estamos de moda

Estamos de moda. No. No nosotros, que también. Nos referimos al turismo rural en general. Así lo vienen confirmando las estadísticas que vamos conociendo conforme avanzan los meses y se cierran los años y que no hacen sino demostrar que los usuarios del turismo tienden de forma creciente a comer las maletas y tirar para el campo. Así, como suena. No ocultamos nuestra satisfacción ante los resultados de los últimos balances del año. En primer lugar, porque 2013 se cerró con la grata noticia de que noviembre arrojó resultados récord en la historia del turismo rural en nuestra región, con una subida del 13% en pernoctaciones en alojamientos extra hoteleros. En segundo, porque la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha obtiene resultados históricos en cuanto a número de viajeros rurales, con un incremento del 28% con respecto al año anterior y se confirma como uno de los pilares fundamentales del turismo de interior español. Es decir, que los datos del Instituto Nacional de Estadística no hacen sino confirmar que tira, y mucho, lo de hacer turismo en plena naturaleza, algo que a nosotros nos beneficia particularmente porque precisamente de eso no andamos cortos en Las Salegas. La Feria Internacional del Turismo, FITUR, se ha cerrado con una aspiración para Castilla-La Mancha: Qué nos convirtamos en líderes en el sector del turismo de interior español. Y nosotros lo único que podemos decir es que haremos todo lo que esté en nuestra mano por que así sea.

Ruta de los Picarazos. Vista majestuosa sobre la Sierra de Alcaraz y Cazorla

Hoy es proponemos unas de las múltiples rutas que se pueden disfrutar desde Las Salegas del Maguillo. La ruta se puede realizar tanto en bici de montaña o a pie y el recorrido total no supera los 20 kilómetros y las cinco horas andando, aunque eso depende ya del número de paradas y el ritmo de marcha. La ruta hasta los Picarazos de una altitud de 1.450 metros, situada al noroeste del Parque Natural del Calar del Mundo y de la Sima, está perfectamente señalizada y transcurre por una pista forestal, que aún en constante ascensión, la progresión se hace cómoda al no ser que se quiera atajar monte a través atravesando las amplias curvas que a veces traza el camino. Después de un buen desayuno en Las Salegas para acometer la jornada con energía, bajamos hasta el pueblo de Villaverde de Guadalimar y nos dirigimos hacia su cementerio desde donde parte la pista del “Arroyo del Tejo” que deberemos recorrer. No tiene pérdida pues un letrero indica el camino hacia los Picarazos y en ruta nos acompañará el murmullo y el agua cristalina del arroyo del Tejo y nos sorprenderá con sus numerosas cascadas procedentes de manantiales naturales. Durante la ascensión encontraremos la Fuente del Tejo en el que todavía perdura un tornajo, una construcción típica de pastores que se ubicaba al lado de fuentes o manantiales para retener el agua, realizada ahuecando la base de un pino de modo que sirviera de abrevadero para el ganado, capaz de retener el agua y que resiste de forma excelente el paso del tiempo sin deteriorarse. Seguimos avanzando, dejamos atrás también una balsa artificial de agua al servicio de los retenes de incendio y al mismo lado de la pista nos encontramos un tejo centenario, típico de los terrenos calizos y venerado como árbol sagrado en la tradición celta por su longevidad y en otras culturas con referencias místicas y a la vida eterna, ya que pueden superar los 1.000 años de vida. Tras la caminata, por fin, abandonamos la pista por nuestro lado izquierdo y subimos hasta las bases de Los Picarazos o conocidos también popularmente como Los Frailes por la singularidad y disposión de sus formaciones. Estas formaciones geológicas son de material calizo, típicas de los paisajes kársticos donde nos encontramos, en los que la erosión, la filtración del agua y la permeabilidad del terreno determinan formaciones en superficie tan características como las dolinas y en el subsuelo determinan la aparición de simas y cuevas. Desde las cumbres de Los Picarazos, podemos disfrutar de unas maravillosas vistas sobre toda la Sierra de Alcaraz, las primeras estribaciones jienenses de la Sierra de Cazorla y los macizos de La Sarga y el Padrón además del imponente paredón del Cambrón. Aquí podemos reponer fuerzas, avistar con suerte rapaces y retroceder con la imaginación miles de años como si nos encontráramos en un lugar mágico de culto donde los antepasados invocaran al fuego, al agua y al viento. Ahora toca descender por la misma ruta hasta Villaverde de Guadalimar y regresar al hotel donde la chimenea con un fuego alegre y vivo y una buena cena, servirán para comentar la experiencia en una confortable velada.

Disfruta de las vacaciones con la familia al completo

El programa de “Vacaciones en Familia” es una iniciativa del Hotel y las Casas Rurales de Las Salegas del Maguillo y tiene como finalidad realizar una propuesta de ocio y turismo activo para toda la familia , en una experiencia que puedan disfrutar tanto los adultos como los más pequeños con actividades separadas y conjuntas. Nuestra filosofía es proporcionar un espacio de convivencia y de actividad que combine los intereses y expectativas tanto de los adultos como de los niños en un entorno privilegiado como es el Parque Natural del Calar y de la Sima en la sierra albaceteña y en pleno contacto con la naturaleza. Para ellos proponemos a lo largo de la semana una serie de actividades de turismo activo y deportivas, a la vez que disponemos de un programa paralelo para los más pequeños atendidos por un grupo de monitores especializados en animación y talleres infantiles, permitiendo a los adultos disfrutar plenamente de sus vacaciones con la libertad y tranquilidad que dá saber que tus hijos están siendo bien atendidos y disfrutando de sus vacaciones al igual que sus padres. Todos los días, de común acuerdo con los padres y de manera opcional, se realizarán salidas guiadas para el conocimiento de nuestros alrededores. Los niños y niñas contarán también a la hora de la comida con menús especiales para ellos y disponemos de menús para celíacos sin más limitación que ser advertidos de ello cuando se realice la reserva y los horarios, tanto de comida como de cena establecidos para los adultos, serán siempre media hora más tarde que los establecidos para los niños. En las Salegas del Maguillo disponemos de sala de ocio y zonas recreativas para niños para que disfruten de sus juegos preferidos siempre atendidos por un grupo de monitores. Si has pensado en unas vacaciones diferentes para toda la familia de la que todos puedan disfrutar, no lo dudes, las Salegas del Maguillo, este año es tu mejor opción.

Rutas desde Las Salegas: Ascensión hasta la Peña del Cambrón

El Cambrón parece el vigilante paciente que escolta el camino que se abre desde la Sierra del Segura hasta los campos y olivares de la provincia de Jaén con la que es fronteriza. Si queremos gozar de una panorámica singular desde la cumbre del Cambrón podemos divisar una vez terminado el ascenso y como justa recompensa los Llanos de Albadalejo, los picos de la Sarga y el Padroncillo, el Calar del Mundo y de la Sima, el Cerro de las Mentiras, el Puntal, la Sagra, los Calarejos , el Yelmo, además de las Cumbres de Beas, y de la Sierra Oruña, junto a la Sierra de Alcaraz, el valle del Guadalimar y hasta en días claros la cadena de Sierra Nevada. En la extensa planicie del Cambrón, típica formación de los paisajes kársticos de lapiaz, existen dos casetas de forestales ubicadas en cada una de las vertientes, una de ellas perteneciente a la provincia de Jaén donde al lado se úbica un punto geodésico y otra perteneciente a la provincia de Albacete. La ruta posee una alto interés paisajístico y ecológico, pudiéndose realizar en bicicleta o en coche, excepto en el último tramo, de unos dos kilómetros, ya que el acceso se realiza por camino forestal perfectamente señalizado y por senderos de arena y roca, aunque hay que subrayar que el trayecto es en su totalidad ascendente, llegándose a cubrir más de 500 metros de desnivel por lo que podemos catalogar la ruta de una dificultad media y no apta para principiantes. Ahora en este tiempo que empieza a apretar el calor es conveniente además del equipo básico de bastones de trekking y unas buenas botas, tener en cuenta una buena provisión de agua, además de protección solar, gorras o sombreros y por supuesto la cámara de fotos que testimonie la subida. Para iniciar la marcha solo tenemos que bajar hasta el pueblo de Villaverde de Guadalimar y al pasar el pueblo, a unos cuatro kilómetros, llegaremos a la pedanía de El Bellotar, desde donde sale en el margen izquierdo el camino forestal hacia la Cumbre del Cambrón. Dependiendo desde donde optemos por iniciar la ruta a pie, el itinerario puede cubrirse entre las 7 y las 9 horas con una distancia de unos 30 kilómetros. La vegetación más característica que nos encontraremos durante la ruta son los pinares en sus distintas variedades dependiendo de la altura como son el pino carrasco y rodeno en las cotas más bajas hasta el pino laricio o negral a partir de los 1.200 metros, con machas de sabinares y quejigares y también el típico matorral mediterráneo y sus aromáticas. En cuanto al avistamiento de fauna, la zona tiene una importante colonia de aves rapaces como el águila real, perdicera, azor, halcones peregrinos y buitres leonados. La ruta es línea, por lo que la vuelta no tiene pérdida y una vez acabado el día, no tenéis más que sentaros en nuestro comedor, degustar una buena cena y disfrutar de una buena velada con los comentarios de la jornada antes de irse a descansar sin más ruido que los propios de la naturaleza.

Iniciativas para llegar más lejos en el turismo rural

Dice un proverbio chino que si caminas solo irás más rápido, pero que si caminas acompañado llegarás más lejos. Durante este fin de semana celebramos en las sierras albaceteñas del Segura y de Alcaraz la II edición del Quixote Legend, un evento deportivo consistente en una carrera de trail de tres etapas que permite a los participantes y acompañantes descubrir y disfrutar de las cumbres y parajes más emblemáticos de esta gran zona junto al Parque Natural del Calar del río Mundo y de la Sima. Son este tipo de eventos, una de las acciones más idóneas para dinamizar entornos rurales que con iniciativas individuales por parte del sector del turismo rural, difícilmente podrían alcanzar la proyección pública y difusión que querríamos para alcanzar el objetivo de promoción de nuestra oferta turística. Bienvenida sea la Quixote Legend, como otras acciones similares recientes como la Vertical Trail la Sarga, que permiten diversificar el tipo de cliente del turismo rural, promocionar la zona en el ámbito regional, nacional e internacional en colaboración con las instituciones y que a todas luces, es una oportunidad a largo plazo para dotar al sector de garantías de futuro, con una oferta de calidad y sin perder de vista la necesidad de preservar y cuidar el importante patrimonio ecológico del que su sostenibilidad constituye nuestro principal aval. Estos nuevos nichos de mercado que posibilitan reducir la estacionalidad de la oferta turística y atraer nuevos visitantes, como otros que puedan surgir de la inspiración y creatividad de promotores de eventos que giren en torno a los valores que compartimos en el turismo rural como es el respeto y la preservación del medio ambiente, reclaman de la generosidad, de la amplitud de miras y de la colaboración leal, tanto por el sector público como del privado para unas zonas y un sector que se tienen que enfrentar a una dura competición con otro tipo de ofertas turísticas. Experiencias exitosas de otras comunidades autónomas demuestran que uno de los factores de éxito es el dinamismo y la fortaleza del tejido asociativo del sector y a ello nos remitimos con el proverbio oriental con el que comenzábamos este artículo: si caminamos juntos llegaremos más lejos. Aunemos esfuerzos sostenidos en este tipo de iniciativas u otras que puedan surgir, seamos capaces entre todos de consolidarlas en el tiempo y podremos ofrecer un futuro a nuestro sector del turismo rural con posibilidades de crecimiento, empleo y calidad que reviertan en los entornos privilegiados donde nos encontramos.

Vacaciones en Familia en Las Salegas, unas vacaciones de verdad para todos

Desde hace años una de nuestras ofertas más atractivas en Las Salegas del Maguillo consiste en el diseño de “vacaciones en Familia”. Las vacaciones en familia tienen éxito si somos capaces de conciliar intereses tan antepuestos como el de los adultos y de los niños. Mientras los adultos buscan “desconectar” en sus vacaciones del entorno laboral y relajarse con actividades de ejercicio físico moderado, visitas culturales y gozar de una buena mesa, los niños y niñas buscan una actividad intensa y cuanto más diversa e mejor. Por esta razón en vacaciones en familia proponemos conciliar mediante un ocio equilibrado en su intensidad y programado que, adultos y niños, puedan satisfacer sus planes ideales de vacaciones, preservando espacios y tiempos para actividades conjuntas y por separado, además de horarios para la convivencia familiar y la comunicación. Que los adultos y parejas puedan realizar actividades o excursiones que por su diseño o intereses excluirían a los más pequeños, mientras que éstos, debidamente atendidos, realizan otras prácticas de entretenimiento acorde a sus aficiones, permite que ambos grupos disfruten plenamente de su ocio durante sus vacaciones sin tener que verse privados de convivir como familia. Un entorno natural privilegiado para relajarse como es el Parque Natural de los Calares del río Mundo y de la Sima, la cercanía a Andalucía para poder disfrutar y conocer su rico patrimonio cultural y artístico, un clima ideal de montaña para sobrellevar los rigores del verano, el propio diseño e instalaciones del complejo turístico de Las Salegas con hotel y cabañas rurales, una atención personalizada a los intereses de nuestros clientes procurando el máximo confort y su satisfacción durante su estancia y un personal con un trato exquisito además de una cocina de gran calidad, nos permite lograr año tras año el difícil reto de conciliar unas vacaciones en familia para el gusto y satisfacción de todos. Actividades al aire libre para toda la familia, excursiones culturales para los adultos, talleres infantiles, veladas divertidas para todos y en definitiva un ambiente amable y familiar hacen que las Salegas del Maguillo sea una opción ideal para plantearse unas vacaciones en familia o en grupo originales y diferentes y hacer realidad que en verdad sean unas vacaciones para todos.

El patrimonio industrial como atractivo turístico en la Sierra de Alcaraz

La historia está llena de paradojas que a veces se ilustran en la antigua concepción estoica del eterno retorno. Después de más de dos siglos, las Reales Fábricas de San Juan de Alcaraz, retornan a un modelo de explotación “municipal” que impusiera en 1774 Carlos III, ante la imposibilidad del creador del proyecto, el ingeniero e inventor austríaco, Juan Jorge Graubner, de seguir haciendo frente individualmente a la inversión de la que fuera la primera fábrica metalúrgica de España y la segunda del mundo, gracias al único yacimiento de calamina ubicado en el Calar del río Mundo. El pasado 30 de mayo, las Reales Fábricas de Riópar pasaron oficialmente a ser propiedad municipal después de una historia apasionante que pasa en su origen por el proyecto visionario de un ingeniero vienés, la estrecha relación con la Corte de Madrid, el mestizaje de la población local serrana con los maestros y artesanos de origen germano, un desarrollo brillante llegando a cotizar en bolsa, teniendo como accionista incluso a la reina María Cristina, su consideración de complejo fabril modelo y pionero durante los siglos XIX y XX con premios en Exposiciones Internaciones y reconocimientos científicos por sus innovaciones técnicas y su declive, tras el agotamiento del yacimiento minero y la dificultad de competir en una ubicación actual tan alejada de las principales vías de comunicación y de los principales mercados. Aún así en 1973, se celebraba el segundo centenario del nacimiento de las Reales Fábricas de San Juan de Alcaraz con reconocimiento oficial del régimen de Franco como empresa modelo y después un lento pero progresivo deterioro en el que la explotación pasa por distintas manos y variados modelos, incluso el cooperativista, viene a quedar como un centro de producción artesanal de bronce y alpaca. Ahora, con la loable intención de rescatar todo ese pasado y patrimonio de la industria del bronce y del latón de las Reales Fábricas de San Juan de Riópar, catalogado como conjunto histórico, un Plan Director coordinados entre distintas administraciones, prevé invertir veinte millones de euros para la recuperación y puesta en valor de este conjunto, atendiendo a sus aspectos paisajístico, arquitectónico, material, social, urbanístico y jurídico con el fin de revitalizar la zona como destino turístico de ocio y educativo. Esta semana los Presupuestos Generales del Estado adjudicaban como inversión para el próximo año más de millón y medio de euros a este proyecto que guarda en la cartera la recuperación de la serrería de “Las Varetas”, las antiguas cocheras, la flota de camiones y vehículos que todavía se conservan, las viviendas de los empleados, etc, etc. El turismo industrial como forma de turismo cultural, es una innovadora dimensión que está teniendo cada día más auge y por la que cada vez muestran más interés un nuevo tipo de turista interesado en visitar, ver y aprender todo aquello relacionado con el patrimonio fabril, la tecnología y el trabajo tanto del pasado por su vertiente histórica como actual. Esperamos que este ambicioso proyecto de turismo cultural para la Sierra de Albacete y más concretamente para la sierra de Alcaraz, sea un atractivo más para un modelo de turismo sostenible, identificado con los valores y la identidad local, respetuoso con el patrimonio natural y ecológico de la zona, que es por el que apostamos, y sirva para fijar la población y la creación de riqueza y empleo en una zona tan emblemática como es el Parque Natural del Calar y de la Sima y toda su área de influencia. Damos la bienvenida al turismo industrial.
Suscribirse a este canal RSS